Conferencia Episcopal

Artículos y entrevistas

Cuatro sacerdotes de la Diócesis de Huesca celebraron sus bodas de oro y plata

 

 

- Conferencia - Homilía D. Julián - Fotografías -

El pasado jueves 12, fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, se celebraron las bodas sacerdotales de oro de José Batalla Villacampa, Blas Tisner Ciria y Ricardo Toledo Ainoza. Asimismo, se festejaron los veinticinco años como sacerdote de Jesús Martínez Madrona. El Seminario de Huesca fue el entorno elegido para desarrollar los actos celebrativos, donde los homenajeados, acompañados por sus compañeros de ministerio y familiares, disfrutaron de una jornada agradable y emotiva.

La celebración comenzó, a las 11 de la mañana, con una conferencia sobre Santa Teresa de Jesús, un tema de actualidad, ya que, este año, se celebra el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa. Fue impartida por el carmelita y provincial de Castilla, P. Miguel Márquez Calle.

En ella, Márquez explicó la visión, que tenía Santa Teresa, de la vida, de la espiritualidad y de Dios. En este sentido, apuntó que en la experiencia teresiana había dos elementos claves: “una profunda experiencia contemplativa de silencio compartido y la fraternidad. La experiencia de Dios y la de fraternidad son vasos comunicantes, no es posible pensar que tenemos una buena experiencia con Dios si tenemos una mala experiencia de fraternidad”. Además, Márquez destacó que “Santa Teresa era una mujer vestida de humildad, que no pretendía enseñar a los demás poniéndose por encima. Tenía una actitud fundamental, que era el deseo de aprender y de escuchar a los demás”.

Al concluir el acto inaugural, el Obispo de Huesca, Mons. Julián Ruiz, celebró una Eucaristía de acción de gracias por la dedicación y fidelidad de los cuatro homenajeados. Además, en su homilía recordó unas palabras del Papa Benedicto XVI: “necesitamos a la vez, celo y humildad, es decir, reconocer nuestros límites”.

Asimismo, el Obispo agradeció “su fidelidad, testimonio, entrega y generosidad” a los sacerdotes homenajeados y pidió para que broten “nuevas y santas vocaciones en las Diócesis de Huesca y Jaca”. También recordó a los sacerdotes dos consejos del Papa Francisco: “entregad a todos esa palabra que habéis recibido” y “no os canséis de ser misericordiosos”. En su homilía, el Obispo de Huesca también recordó a los hermanos que han fallecido este año, a Leonardo Ramón y Jesús Aísa.

Después de la Misa, se realizó una comida fraterna, que fue un tiempo para recordar, compartir y convivir entre compañeros. También se celebró un pequeño homenaje a José Batalla, Blas Tisner y Ricardo Toledo, por sus 50 años de servicio a la Iglesia y a Jesús Martínez, por sus 25 años como presbítero.

 

Huesca, 16 de junio de 2014

 

Ir al índice de artículos y entrevistas del curso 2013/2014

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal