Conferencia Episcopal

Cartas y homilías de Mons. Julián Ruiz Martorell

Sagrado Corazón de Jesús

 

 

AUDIO

Queridos hermanos en el Señor:

Os deseo gracia y paz.

El próximo viernes, 28 de junio, celebraremos la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús que nos recuerda que el amor de Dios no tiene límites, que su grandeza se manifiesta en la pequeñez y en la ternura y que estamos invitados no a pronunciar grandes discursos sobre el amor, sino a realizar gestos concretos que prolonguen en la historia su misericordia.

El Corazón de Jesús es hoguera ardiente de caridad, fuente de vida y de santidad. Es un Corazón ardiente de amor por el Padre en la plenitud del Espíritu Santo. A través del Corazón de Jesús leemos el eterno plan divino de la salvación del mundo. Y se trata de un proyecto de amor.

El corazón no es solamente la sede de los afectos y de los sentimientos, sino que es el manantial del ser humano, la fuente de la personalidad, el código secreto, la clave, la llave.

En el Antiguo Testamento hay un texto muy importante que dice: “Escucha, Israel: El Señor es nuestro Dios, el Señor es uno solo. Amarás, pues, al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Estas palabras que yo te mando hoy estarán en tu corazón” (Dt 6,4-6).

Cuando a Jesús le preguntan por el primero de los mandamientos recoge este texto: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente”. Y añade: “Este mandamiento es el principal y primero” (Mt 22,37-38).

Tenemos corazón porque Dios tiene corazón. David era un hombre “conforme al corazón de Dios”: “(Dios) depuso (a Saúl) y les suscitó como rey a David, en favor del cual dio testimonio, diciendo: Encontré a David, hijo de Jesé, hombre conforme a mi corazón, que cumplirá todos mis preceptos” (Hch 13,22). Y Dios bendice a su pueblo con guías que conocen y siguen su corazón: “Os daré pastores, según mi corazón, que os apacienten con ciencia y experiencia” (Jr 3,15).

Al comentar la bienaventuranza “Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios” (Mt 5,9), el Papa escribe en Gaudete et exsultate: “Esta bienaventuranza se refiere a quienes tienen un corazón sencillo, puro, sin suciedad, porque un corazón que sabe amar no deja entrar en su vida algo que atente contra ese amor, algo que lo debilite o lo ponga en riesgo. En la Biblia, el corazón son nuestras intenciones verdaderas, lo que realmente buscamos y deseamos, más allá de lo que aparentamos: "El hombre mira las apariencias, pero el Señor mira el corazón" (1 Sam 16,7). Él busca hablarnos en el corazón (cf. Os 2,16) y allí desea escribir su Ley (cf. Jr 31,33). En definitiva, quiere darnos un corazón nuevo (cf. Ez 36,26)” (GeE 83).

San Juan Pablo II dijo el 6 de junio de 1999: “Jesús es la fuente; de él brota la vida divina en el hombre. Sólo hace falta acercarse a él, permanecer en él, para tener esa vida. Y esa vida no es más que el inicio de la santidad del hombre, la santidad de Dios, que el hombre puede alcanzar con la ayuda de la gracia. Todos anhelamos beber del Corazón divino, que es fuente de vida y santidad”.

El contenido de la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús es el amor de Dios derramado abundantemente sobre nosotros. Y desde aquí adquirimos un compromiso, como escribía San Enrique de Ossó: “Pensar como Cristo Jesús, sentir como Cristo Jesús, amar como Cristo Jesús, hablar como Cristo Jesús, conformar, en una palabra, toda nuestra vida con la de Cristo, revestirnos de Cristo Jesús (…). Mas para conformarnos con la vida de Cristo Jesús es ante todo menester estudiarla, saberla, meditarla, y no sólo en su corteza exterior, sino entrando en los sentimientos, afectos, deseos, intenciones de Cristo Jesús, para hacerlo todo en unión perfecta con Él”.


Recibid mi cordial saludo y mi bendición.


 

+ D. Julián Ruiz Martorell, obispo de Huesca y de Jaca

 

23 de junio de 2019

 

Pulse aquí para consultar el resto de cartas y homilías del curso 2018-2019

 

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal