Conferencia Episcopal

Cartas y homilías de Mons. Julián Ruiz Martorell

"Cambia el mundo"

 

 

AUDIO

Queridos hermanos en el Señor:

Os deseo gracia y paz.

Con frecuencia nos vemos insignificantes, inseguros e incapaces para introducir una leve mejora en nuestras vidas y en el curso de los acontecimientos. Sin embargo, los misioneros son capaces de cambiar la vida de pequeñas poblaciones, de regiones enteras y hasta de cambiar el mundo.

Minuto tras minuto, hora a hora, un día y otro día; y así, en una secuencia ininterrumpida, se va construyendo una nueva realidad, con adobes sencillos, pero robustos, formados de entrega generosa, sacrificio silencioso, colaboración eficaz, presencia significativa, acompañamiento incondicional, servicio desinteresado, esfuerzo constante, renuncia permanente, alegría desbordante. Con estos materiales, sobre la estructura de una fe valiente y decidida, siguiendo los planos de una esperanza que no se cansa, y con la argamasa de un amor que es consecuencia, reflejo y participación del amor que se recibe de Dios, surge un nuevo mundo.

Sí, realmente es posible cambiar el mundo. Ya está en construcción. El lema de la Jornada Mundial de las Misiones de este año es una afirmación y una propuesta. Nos señala una realidad emergente y nos invita a colaborar en el proceso de cambio. El anuncio explícito de Jesucristo ha de llegar a todos los rincones, a todas las personas, a todas las culturas. Jesucristo tiene que ser proclamado en todas las lenguas para que Él transforme todos los corazones. Es preciso redescubrir el carácter luminoso de la fe para que la luz de Cristo amanezca en todas las naciones.

El cartel anunciador nos muestra unas manos que facilitan la transformación de la realidad. El cambio procede de Dios. Las manos contribuyen al movimiento. Sabemos que el aleteo de una mariposa en un extremo de la galaxia es capaz de producir un efecto extraordinario en el otro extremo.

En el año 2017, gracias a la generosidad de los españoles, se enviaron a territorios de misión 11.263.397,81 euros. Con ellos, se logró apoyar 644 proyectos en 44 países beneficiados.

En la actualidad hay 1.108 territorios de misión (diócesis, vicariatos, prefecturas apostólicas…), donde vive casi la mitad de la población mundial (45,70 %). En las misiones se celebra uno de cada tres bautismos del mundo. Más de la mitad de las escuelas de la Iglesia Católica están en misiones, y en los últimos 30 años se ha duplicado su número. En los territorios de misión, la Iglesia sostiene 26.898 instituciones sociales (hospitales, orfanatos, residencias de ancianos y discapacitados). Como consecuencia de toda esta actividad, y por la gracia de Dios, el mundo está cambiando.

El Santo Padre Francisco, en su Mensaje para la Jornada Mundial de las Misiones, que este año dedica a los jóvenes, afirma: “Nadie mejor que los jóvenes percibe cómo la vida sorprende y atrae. Vivir con alegría la propia responsabilidad ante el mundo es un gran desafío. Conozco bien las luces y sombras del ser joven, y, si pienso en mi juventud y en mi familia, recuerdo lo intensa que era la esperanza en un mundo mejor. El hecho de que estemos en este mundo sin una previa decisión nuestra nos hace intuir que hay una iniciativa que nos precede y nos llama a la existencia. Cada uno de nosotros está llamado a reflexionar sobre esta realidad: "Yo soy una misión en esta tierra, y para esto estoy en el mundo" (EG 273)”.

Oramos especialmente por los misioneros y agradecemos la generosa contribución económica que hace posible el cambio del mundo.



Recibid mi cordial saludo y mi bendición.


 

+ D. Julián Ruiz Martorell, obispo de Huesca y de Jaca

 

21 de octubre de 2018

 

Pulse aquí para consultar el resto de cartas y homilías del curso 2018-2019

 

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal